Depresión navideña: las causas que no imaginabas

Las causas de la depresión navideña: la presión social por ser feliz

En Navidad todos debemos ser felices. Y demostrarlo. Hay que llevar un jersey con absurdos motivos navideños. Desearle felicidad a todos los que nos crucemos, y sonreír. Sonreír todo el día.

La presión social por ser y mostrarnos felices en Navidad puede tener efector muy peligrosos en algunas personas.

Es posible que no haya sido un año especialmente bueno. O que nos encontremos en un mal momento en Navidad. O simplemente, que no nos gusten esas fiestas.

Tienes derecho a mostrarte tal y como eres y a no fingir un espíritu navideño que no sientes en realidad. La presión de hacerlo a lo largo de todo un mes puede acabar minando tu estado de ánimo y es una de las principales causas de la depresión navideña.