¿Cómo escoger y limpiar la fruta y verduras?

¿Cómo debemos escoger las verduras en el supermercado?

Nos venden la idea de que comer sano es fundamental para una vida próspera. Pero ¿quién nos asegura que los vegetales que compramos están llenos de pesticidas? Te contamos cómo escoger y limpiar la fruta y verduras y cómo limpiarlas para eliminar todos los pesticidas y bacterias.

Lo mejor, para empezar, es seleccionar vegetales de temporada. De manera que crecen de forma natural en una tierra menos tratada. Los que se cultivan fuera de temporada a no ser que sean exportados crecen en invernaderos en un suelo más tratado con químicos.

A la hora de escoger los alimentos es importante asegurarnos de que no tengan golpes o agujeros. Es posible que, entonces, hayan padecido alguna plaga y de ahí los agujeros.

A la hora de seleccionar los cítricos hay que asegurarse de escoger los más pesados. Ya que es señal de que contienen mucha pulpa y jugo. Los más ligeros, pese a ser del mismo tamaño, tienen la piel más gruesa, por lo que la materia aprovechable es menor. Si tienen la piel áspera es señal, igual que los que pesan menos, que tienen poca pulpa.

Respecto a las verduras y hortalizas conviene escoger las que ya estén maduras y no se vean golpeadas o agujereadas. Las de mayor calidad son aquellas tiernas, que tienen buen color y prácticamente sin golpes o deterioro. Los golpes facilitan que la pieza empiece a pudrirse, por lo que coger aquellas más «limpias» se podrán aprovechar en su plenitud y aguantarán más tiempo hasta que las consumamos.

¿Cómo hay que limpiar los vegetales?

La forma más sencilla y económica para limpiar la fruta es sumergirla en un cubo lleno de agua con una cucharada de bicarbonato y otra de vinagre de manzana. De esta manera, dejando la fruta en remojo por veinte minutos, la liberaremos de la mayor parte de pesticidas y bacterias, de manera que podremos comerla con la piel. Lo mejor es usar un recipiente grande y aprovechar el agua metiendo todos los vegetales de la compra.

Si la fruta contiene hojas que parecen estar en mal estado lo mejor es retirarlas cuanto antes. Ya que las células bacterianas se esparcen rápidamente.

Algunos vegetales de superficie porosa o que le aplican barnices para darles brillo se pueden limpiar con un cepillo de dientes. A este hay que ponerle un poco e bicarbonato y un chorrito de vinagre de manzana. A continuación se cepilla el alimento para limpiar su piel en profundidad.